Cae la mordaza contra los antimilitaristas que bloquearon los tanques de la OTAN en Sagunt en 2015

Cae totalmente la mordaza represiva contra el grupo de antimilitaristas que bloqueó en el puerto de Sagunto dos tanques de las macro maniobras de la OTAN “Trident Juncture 2015” hace casi siete años

Tras la absolución de la vía penal en 2016, dos Juzgados de lo contencioso-administrativo han anulado recientemente las multas que impuso Delegación de Gobierno a los activistas de Antimilitaristes-MOC a través la Ley de Seguridad Ciudadana por falta grave de “intrusión e interferencia en instalación que presta servicios básicos”.

Antimilitaristes-MOC celebra esta victoria contra la ley mordaza que demuestra la vigencia de la desobediencia civil como herramienta legítima de incidencia social, y recuerda que hace siete años tuvieron que hacer frente a una denuncia por parte de la Guardia Civil por delitos de “Desobediencia” y de “Desórdenes públicos”, además de un delito de “Daños”, que en caso de haber prosperado, podría haber significado para las cuatro personas que bloquearon los tanques penas de prisión y multas de hasta 12.000 euros en conjunto.

València, 16 de septiembre de 2022.- Los Juzgados de lo Contencioso Administrativo 4 y 9 de València han estimado recientemente las demandas de tres de las personas activistas contra las resoluciones sancionadoras dictadas por la Delegación de Gobierno que imponían multas de 601€ por falta grave por introducirse en el puerto de Sagunto e interferir gravemente en su funcionamiento. Estas sentencias anulan por lo tanto dichas multas, obligan a Delegación de Gobierno a devolver el dinero embargado o cobrado, y le impone además el pago de las costas de los juicios. Las tres sentencias no han sido recurridas por la Abogacía del Estado en el plazo disponible y son por lo tanto ya firmes.

Las tres sentencias estimatorias argumentan que los procedimientos sancionadores caducaron en 2017 porque Delegación de Gobierno tardó más de un año en reabrirlos después de haberlos suspendido en espera de la resolución del procedimiento penal por los delitos de “Desobediencia”, “Desórdenes públicos” y “Daños” contra ellos.

Acaba así el periplo judicial de recursos, alegaciones, declaraciones y juicios durante casi siete años que empezó pocos días después de la acción antimilitarista que acabó con el grupo de activistas detenidos durante dos horas en el cuartel de la Guardia Civil de Puçol. Las desproporcionadas acusaciones iniciales han quedado reducidas con el tiempo y con la gran tarea del equipo jurídico de Antimilitaristes-MOC al pago de una única multa de 601€ a una de las activistas por una confusión en la notificación durante el procedimiento sancionador.

El 29 de noviembre de 2016, el Juzgado nº1 de Sagunto ya absolvió a cuatro activistas de Antimilitaristes-MOC del delito leve de "daños", después de desestimar las acusaciones de la Guardia Civil de "desórdenes públicos" y de "desobediencia", delitos agravados y ampliados después de la última reforma del Código Penal, y que podrían haber supuesto para el grupo multas de hasta 12.000 euros y condenas de hasta un año de prisión.

La respuesta represiva contra esta acción noviolenta fue una de las primeras aplicaciones en toda su amplitud de las “leyes mordaza” (Reforma del Código Penal y Ley de Protección Ciudadana) contra una acción consciente de desobediencia civil desde que entraron en vigor a mediados de 2015, a pesar de la oposición de amplios y variados sectores de la sociedad, que dieron su apoyo económico al grupo pacifista para hacer frente a la “burorrepresió” o represión económica.

Antimilitaristes-MOC celebra esta victoria contra las leyes mordaza y espera “que estas acciones motiven a otras personas a emplear también la desobediencia civil noviolenta para entorpecer el funcionamiento de la maquinaria de la guerra, por ejemplo bloqueando o negándose a colaborar con el transporte de armamento desde puertos españoles”.

 

La acción

El 16 de octubre de 2015, un grupo de 6 activistas de Antimilitaristes-MOC vistiendo monos blancos y chalecos reflectantes de color rosa, y desplegando un par de pancartas con los lemas “WAR STOPS HERE” y “DISCULPEN LAS MOLESTIAS: OBSTACULIZANDO LA PREPARACIÓN DE LA GUERRA”, acompañados de dos reporteros gráficos, aprovechó una grieta en la tapia del recinto que habían detectado previamente para introducirse en el recinto portuario de Sagunto, puerta de entrada principal del material militar de las maniobras de la OTAN “Trident Juncture 2015”. Cuatro activistas se encadenaron a dos de los tanques que se encontraban allí estacionados. El bloqueo se prolongó durante unas horas, hasta que personal de los GRS de la Guardia Civil liberó a los activistas cortando los tubos con una sierra radial portátil, siendo detenidas 6 personas y liberadas varias horas después, cuatro de ellas con cargos de “desobediencia”, “desórdenes públicos” y “daños”.

Según señalaron ya el día del bloqueo del transporte de armamento, “hemos querido detener el flujo de material y personal de estos juegos de guerra para visibilizar el contraste por un lado entre la terrible situación de las personas que huyen de las guerras, que buscan protección y encuentran vallas, palizas y la muerte  en el mar, y por otro lado la libertad de movimientos con que se desplazan los instrumentos de la guerra”.

Para el colectivo antimilitarista, “acciones como esta contribuyen a construir una cultura de paz basada en la cooperación, la justicia y la noviolencia, y no en la disuasión y la fuerza”. “Hay que cambiar el paradigma de la defensa y pasar de la seguridad entendida militarmente, que nos conduce una y otra vez en la guerra y la violencia, a la 'seguridad humana' según la define la ONU, que pone en el centro la defensa de los derechos de las personas y la naturaleza”.

 

Más información de la acción:

- Fotos: https://www.flickr.com/photos/mocvalencia/albums/72157659391741466

- Video: https://www.youtube.com/watch?v=zghbboqh9ve

 

Antimilitaristes – Moviment d’Objecció de Consciència València

info@mocvalencia.org // mocvalencia.org // @mocvalencia