Observatorio de conflictos

De Herat a Homs: décadas de fervor de la izquierda occidental por las bombas rusas

Durante la ocupación que duró casi un decenio, alrededor de dos millones de afganos fueron asesinados, mientras que millones más, incluidos muchos miembros de mi propia familia, se convirtieron en refugiados por todo el mundo. Generaciones de afganos han sido destruidas, y en términos de radicalización, muchos jóvenes no se unieron a milicias armadas porque la CIA se lo dijera, sino porque fueron testigos de horribles masacres y perdieron a sus seres queridos. Casi cuatro décadas después de la invasión soviética, esta sencilla verdad continúa escapándosele a la izquierda occidental.

La organización feminista siria Women Now, destino recomendado para la Objeción Fiscal al Gasto Militar

Este año, desde antimilitaristes-moc, aparte de las organizaciones locales habituales de la ciudad de València, recomendamos especialmente a las personas que expresan su negativa a financiar el militarismo y la preparación de la guerra haciendo objeción fiscal en la declaración de la renta, que desvíen el dinero que objetan a Women Now, una organización feminista siria que trabaja en medio de la peor guerra que en el mundo hay actualmente para apoyar y empoderar a las mujeres de Siria, no solamente en las terribles circunstancias que padecen, sino también para garantizar que tengan un papel determinante en un hipotético futuro libre del régimen dictatorial actual.

Siria: declaración de la coalición de organizaciones civiles WeExist!

La coalición [de más de 25 organizaciones civiles sirias] We Exist! (¡existimos!) pide a la ONU y a la UE no abandonar a la sociedad civil siria. La paz solo es posible si las organizaciones sirias y las instituciones democráticas desempeñan un papel principal en la respuesta humanitaria y en cualquier reconstrucción del país, ha afirmado hoy esta coalición de derechos humanos y grupos humanitarios, en vísperas de la segunda conferencia de Bruselas. La ONU y la UE deben asegurar la protección y participación de grupos sirios de derechos humanos y de la sociedad civil para garantizar que abusos como la violencia sexual, el desplazamiento forzado y los ataques contra civiles sean documentados, monitoreados y finalmente prevenidos, dijo la alianza We Exist. Se debe establecer un tribunal especial para crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad cometidos en Siria,

El 'antiimperialismo' de los idiotas (Leila Al Shami)

Existen muchas razones válidas para oponerse a la intervención militar externa en Siria, ya sea por parte de EE.UU., Rusia, Irán o Turquía. Ninguno de estos estados está actuando en interés del pueblo sirio, la democracia o los derechos humanos. Actúan únicamente por sus propios intereses. Hoy, la intervención de los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia no pretende tanto el proteger a los sirios de las atrocidades masivas sino el hacer cumplir una norma internacional de que el uso de armas químicas es inaceptable, por temor a que algún día se utilicen contra los propios occidentales. Más bombas extranjeras no traerán paz ni estabilidad. Hay poca intención de expulsar a Assad del poder, lo que contribuiría a terminar con la peor de las atrocidades. Sin embargo, al oponerse a la intervención extranjera, uno tiene que encontrar una alternativa para proteger a los sirios de la matanza.

Comunicado sobre la guerra de Siria de Mujeres de Negro de Madrid contra la guerra

Mujeres de Negro vemos con gran preocupación las dimensiones que está adquiriendo la guerra en Siria, el más de medio millón de muertos, la mayoría de ellos civiles y la destrucción de ciudades como Guta a manos del régimen que, a diferencia de los rebeldes, posee y usa indiscriminadamente su fuerza aérea, incluyendo los infames barriles explosivos lanzados desde helicópteros. A la represión del dictador Al Assad contra la población civil que se levantó de manera no violenta contra la corrupción de su gobierno en la primavera del 2011, le sucedió una escalada de violencia, alentada por la intervención de factores externos que, en vez de buscar una solución pacífica, provocaron una guerra civil con muchos actores y de dimensiones internacionales.

DonesxDones: escalada de violencia en el conflicto catalán

Ante esta situación, hay una gran preocupación, y de nuevo la sociedad civil se está organizando para movilizar las redes de derechos humanos internacionales y los contactos con otros movimientos sociales del Estado español para pedir mayor implicación y sobre todo observación internacional que ayude a disminuir la violencia que puede producirse de hacerse efectivas las amenazas de aplicar el artículo 155 de la Constitución española, intervenir el Gobierno catalán y enviar las fuerzas armadas a Catalunya. Ahora necesitamos todo el apoyo que puedan darnos. Les pedimos que estén pendientes de lo que está pasando en Catalunya y que activen sus contactos para poder recibir información desde aquí. No nos dejen solas.

El movimiento noviolento sirio: perspectivas desde la base

La revolución siria está atrapada en una compleja red de desafíos, incluyendo un movimiento noviolento en declive, grupos militantes volátiles, y actores regionales e internacionales que son más activos en el conflicto que los propios sirios. Sin embargo, ocultos por esta sombría realidad, todavía existen personas activistas noviolentas que trabajan tanto en la sombra como a plena luz del día, dentro de las fronteras de Siria y en el extranjero. Estas personas se esfuerzan por mantener viva la llama de la revolución noviolenta, a pesar de las abrumadoras fuerzas que actúan contra ellos. Durante la primera mitad de 2014, Dawlaty conversó con estas personas, animándolas a buscar nuevas herramientas, a cuestionar anteriores elecciones, y a analizar los éxitos y los fracasos del movimiento noviolento en Siria. Este informe es fruto de ese diálogo.

Siria, la guerra contra el terror y la "salafifobia" de la izquierda

Echando un vistazo a los artículos y relatos de las redes sociales de ciertos periodistas de izquierdas es difícil diferenciar sus creencias de la clase de veneno antiárabe, antimusulman y sionista que destilan habitualmente think-tanks como el Middle East Research Institute (MEMRI). Esto es especialmente así en el caso de Siria, donde el problema que los izquierdistas señalan no es el brutal régimen de Assad y sus aliados rusos e iranís, sino el 'terrorismo salafista', un análisis que busca ofrecer una justificación de facto a la 'guerra contra el terrorismo' actualmente en marcha en el país.

Tras las líneas del Estado Islámico en Raqqa

A medida que los bombardeos de la coalición atacan objetivos dentro de la ciudad, Thabit describe las condiciones como "infernales": una "guerra callejera urbana donde Estado Islámico se basa en francotiradores y trampas explosivas" para evitar los avances de las SDF. "Está claro que el Estado islámico no tiene intención de rendirse fácilmente", dice. Detrás de las líneas del frente, los residentes se resignan a la guerra urbana diaria en el exterior de sus casas, dice un segundo vecino de Raqqa. A sólo 800 metros de las líneas de frente, Abu Muhammad se sienta solo en su casa.

Descolonizando la llamada "liberación queer" de Siria

Sugerir que las "revoluciones de género y sexual" se están logrando uniéndose a un partido autoritario que participa en la "guerra contra el terror" imperial no sólo funciona como un discurso ocultador de otras luchas, sino también como reescritura colonial de lo que es la lucha en Siria. Las poblaciones de Siria, sin embargo, han estado diciendo que su lucha es por la autodeterminación, y sólo pueden lograr este objetivo derrocando a Assad, los takfiris y los señores de la guerra mediante el fortalecimiento de la organización comunitaria de base.

Páginas