Contrarreclutamiento

La juventud de Turquía, asediada por el militarismo: pasado y presente

El militarismo tiene una dilatada historia en Turquía. Por ello sorprende que haya tan escasos estudios sociológicos y educativos acerca de cómo actúa la militarización de la juventud. Aparte de unas pocas excepciones, los investigadores sociales han permanecido callados en lo relativo al cuestionamiento del ejército y a la manera en que el militarismo ha sido inoculado entre la gente joven generación tras generación.

Solidaridad con el insumiso griego Michalis Tolis

Ellos están haciendo su trabajo. Hagamos el nuestro. No dejar que nadie sucumbe al chantaje del uniforme caqui. Estamos al lado del insumiso Michalis Tolis el 14 de mayo de 2015, en el juicio militar de Ioannina. Negamos el ejército, luchamos contra el militarismo, luchamos por la solidaridad de clase internacionalista, organizamos la guerra contra la guerra. Por un mundo sin la brutalidad militar, el odio nacionalista, la represión estatal y la explotación capitalista.

Una guerra silenciosa: análisis crítico de las campañas de reclutamiento del Ministerio de Defensa

Así como los teóricos del marketing buscan inspiración en El arte de la guerra, el tratado sobre estrategia militar de Sun Tzu [1], para convertirlo en obra de culto de aspirantes y profesionales del mundo de los negocios y de la política [2]; las tornas se invierten en la actualidad para que sea el Ejército quien utilice, esta vez, los principios del marketing. Éstos no sólo se aplican para reclutar soldados profesionales, sino también para conseguir una creciente militarización de la cotidianidad y de las conciencias, que legitime la existencia de los Ejércitos y del orden militar imperante (Estados y Mercados).

Intervención informativa en el stand del Ejército en la feria juvenil Expojove de València

Hoy martes 26 de diciembre, pocos instantes después de que Rita Barberá acabara su rueda de prensa de inauguración precisamente en el stand de las Fuerzas Armadas en Expojove, y abandonara el lugar, un grupo de 6 personas vestidas con monos blancos, mascarillas y carteles de «PELIGRO, EJÉRCITO» en la espalda han accedido al stand para señalizarlo y repartir información al público asistente de que ese lugar era un foco de contagio del «virus de la guerra», por la gran presencia de armamento y miembros del Ejército.

Retirem l’exèrcit del Saló de l’Ensenyament de Barcelona

Els principis de l’exèrcit s’oposen als valors propis d’una educació democràtica: la llibertat personal, la responsabilitat, la solidaritat, el respecte i la igualtat i alhora, del foment de la pau i el respecte dels drets humans. La LEC, la Llei d’Educació Catalana, proposa l’adopció de mesures i iniciatives per al foment de la convivència en els centres i la resolució pacífica de conflictes, amb mecanismes com la mediació, la cooperació, vinculant individual i col•lectivament els membres de la comunitat educativa del centre, i es situa la resolució de conflictes en el marc de l’acció educativa com un dels objectius principals que és “capacitar els alumnes per a comprendre llur entorn i per a relacionar-s’hi d’una manera activa, crítica, cooperativa i responsable”.

Contra la militarización de la juventud: nuevo sitio web y línea de trabajo de la IRG

El proyecto Contra la Militarización de la Juventud tiene como objetivo identificar y obstaculizar las muchas formas en que se empuja a los jóvenes de todo el mundo a aceptar como normales tanto el ejército como los valores militares, y merecedores de su apoyo acrítico. La militarización es un proceso que va más allá del reclutamiento público. Incluye la presencia e influencia de las fuerzas armadas en la educación, los eventos militares públicos, como por ejemplo los desfiles, y los videojuegos de temática militar.

La guerra en la pantalla

Tropas estadounidenses invaden Irán en 2014, el ejército ruso ocupa media Europa en 2016 y los EE UU son conquistados por Corea del Norte en 2027: los videojuegos actuales relatan explosivas historias que llegan a millones de usuarios. Presentamos un repaso a los videojuegos militaristas y una búsqueda de alternativas. Mientras que las películas reciben críticas en innumerables periódicos y revistas, casi nadie presta la menor atención a los videojuegos. Y cuando se les presta, normalmente es por la violencia que retratan.4 Sin embargo, los videojuegos a menudo transmiten mensajes con mucha carga, incluso política.